EL NIÑO QUE APRENDIÓ AMAR LA EDUCACIÓN – Blanca Aracely Nájera Rodríguez, Trabajadora social

Image

Nombre ficticio, historia verdadera.

Ernesto es el último de 6 hijos, con un padre ausente durante muchos años, madre analfabeta, que ha sacado adelante a sus hijos con su trabajo en el campo.

 Los días  que no hay escuela, el niño se incorpora al trabajo familiar de siembra o corte de café en las fincas cercanas a San Lorenzo El Cubo del cual es originario, para poder contribuir a la economía familiar

Ernesto es un niño de 9 años y es alumno del Centro Educativo el Porvenir, esta iniciando su segundo año de Primaria, en un principio cuando fue inscrito en la escuela pero, la educación no era importante para él y su familia,  faltaba constantemente, por lo cual era necesario visitarlo, hacer conciencia a la mamá  y llevarlo a clases  sin importar la hora que fuera.

Ernesto es un niño inteligente aunque se ausentaba por varios días a clases se logra incorporar al aprendizaje y nivelarse con sus compañeros, a pesar de la falta de motivación y apoyo en su hogar en las tareas escolares.

Con el pasar del tiempo Ernesto, fue conociendo las letras y con ello despertó  el amor al estudio y a “su escuela” como le llama, su madre el año pasado intento sacarlo de la escuela por no contar con tiempo para colaborar con las actividades asignadas, el que se opuso fue él, manifestándole a ella su interés por continuar con sus estudios y que nada iba a impedir que él siguiera asistiendo y desde entonces ha sido constante en las aulas.

Este año su madre tuvo que trabajar nuevamente en el corte de café a inicios de año, por lo que no pudo asistir a inscribirlo, ante lo cual el buscó ayuda en su hermano mayor que es analfabeta y enfermo alcohólico se  inscribió acompañado de él, porque su preocupación era quedar fuera de la escuela, posteriormente se acercó la mamá y preguntó “no van a sacar a Ernesto Verdad, porque él y nosotros queremos que continúe aquí.”

Su maestra lo describe como “un niño luchador, positivo, inteligente, maduro para su edad,  responsable y cariñoso”

Es así como vemos como el apoyo y trabajo que realizan  extranjeros y guatemaltecos, día a día, logran transformar la vida de  un niño o niña para siempre, la de  su familia y por ende a la comunidad, a través de los programas y actividades que realiza la organización NIÑOS DE GUATEMALA, por medio del CENTRO EDUCATIVO EL PORVENIR.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s